breaking news

Artesanas de Chiapas denuncian a Zara por plagiar uno de sus bordados tradicionales.

septiembre 20, 2018 | por DIARIO C COMITAN
Artesanas de Chiapas denuncian a Zara por plagiar uno de sus bordados tradicionales.
Chiapas
0

Por los pedregosos caminos de Aguacatenango, un humilde poblado de Chiapas, desfilan a pasos cortos mujeres indígenas que lucen coloridas prendas tejidas por ellas mismas. Algunos de esos estampados son similares a los que vende la marca española Zara.

No es una pasarela de París o Milán, pero la industria de la moda se ha fijado en la originalidad de sus vestimentas.  

Hace dos años vinieron unos chinos, nos exigieron mucho trabajo, nos pagaron muy poco, vinieron solo dos veces y ya no aparecieron más”, declaró María Méndez, una de las tejedoras, es sobre su principal hipótesis del origen del plagio denunciado, aunque también apuntó que podrían haberlo “robado” de imágenes en redes sociales.

Los efectos, denuncian, son dañinos para la frágil economía de la comunidad. “Nos afecta bastante porque la gente ya no nos compra a nosotras porque lo pueden encontrar en una tienda o ya nos dicen que son parecidos. Perdemos ese beneficio, que es nuestro principal sustento en el hogar”, narró María, de 39 años de edad y madre de siete hijos.

Las artesanas no solo señalan las consecuencias sobre su economía. Los dibujos representan la manera de ver el mundo de la comunidad y son un símbolo de identidad que todavía visten.

“Es una falta de respeto porque esos bordados son de nuestros ancestros, que nos enseñaron nuestros abuelos cuando fuimos creciendo, y así de generación en generación. Es una tradición, no es justo que la copien”, aseguró en un esforzado castellano.

Con mucha dedicación, María puede producir cuatro prendas al mes por las que obtendrá cerca de 400 pesos: siete veces menos el salario mínimo en México. Mientras Zara tarda en fabricar una blusa en unos pocos minutos y cuesta 599 pesos mexicanos.

Las artesanas de Aguacatenango tardan más de 50 horas en tejer esa misma prenda y deben malvenderla, dijeron, en 200 pesos.

En el patio de María se reúnen 37 mujeres con sus ovillos y agujas que guardan en sus camisas holgadas. Conversan entre susurros sin apartar la vista de sus manos con cierta resignación. Es la segunda ocasión en la que denuncian que Zara ha utilizado diseños tradicionales de esta misma comunidad sin tenerlas en cuenta: ya lo hizo en 2016 con otra blusa, según explicaron.

 

Comments are closed.